DOCTORADOS ESCOLARIZADOS, BUROCRÁTICOS Y DE MALETÍN

DOCTORADOS ESCOLARIZADOS, BUROCRÁTICOS Y DE MALETÍN

En mis trabajos escritos y audiovisuales he insistido en dos perversiones organizacionales básicas de nuestros doctorados:

(i) Los doctorados escolarizados, orientados bajo una visión metodológica de la investigación académica y en los que se repiten las relaciones de subyugación entre las figuras de la sacrosanta autoridad docente que todo lo sabe y del alumno insignificante que todo lo ignora (perversión escolarizada).

(ii) Los doctorados burocráticos, orientados bajo una concepción de trámites y alcabalas bajo la cual todo el poder se concentra no en la excelencia académica sino en el poder de quienes detentan las decisiones acerca de quiénes van y quiénes vienen, de quiénes logran sus objetivos y quiénes no (perversión burocrática). Lo característico aquí es que ese poder no sólo es ilimitado sino que está en manos de personal ignorante, con graves dificultades cognitivas, que, por ejemplo, designa jurados incapaces pero convenientes y cuya única habilidad radica en administrar trabas al flujo de los procesos organizacionales. No importa si un miembro de jurado escribe, por ejemplo, “¿cómo se llega a ser tales afirmaciones?” en lugar de “¿cómo se llega a hacer tales afirmaciones?” (este ejemplo es un caso verídico y está totalmente documentado). Tampoco importa si un jurado exige absurdos filosóficos del tipo de “ámbito epistémico”, “ámbito ontológico” y “ámbito axiológico” (también un caso real documentado). Lo que verdaderamente importa es esa relación de alcabala en la que el control total sobre los procesos académicos queda en manos de quienes administran el flujo de procesos y no de los autores de la producción académica.

Quiero hacer notar que ambos tipos de perversiones organizacionales en los doctorados latinoamericanos suelen ir de la mano: no son excluyentes, ni mucho menos. Al contrario, los doctorados burocráticos suelen ser también escolarizados y viceversa. Pero, eso sí, para efectos de crítica e investigación, ambos deberían ser considerados por separado, al menos en primeras instancias.

Pero recientemente ha surgido una nueva perversión organizacional: los doctorados “de maletín”. Siguen la misma estructura de las empresas sin base física que funcionan de modo totalmente virtual, secreto, inexplorable e inevaluable. Ejemplos típicos de esta clase de empresas son aquéllas que han vivido de las divisas otorgadas por los gobiernos venezolanos, que aparentan ser empresas, que aparentan tener un organigrama estructural y funcional, pero que en realidad no existen. Sólo existen una o dos personas que mantienen todas estas apariencias: cuando hace falta, contratan personal por pocos meses de modo que mantengan la apariencia de ser una institución completa y auténtica. Pero en realidad, carecen de sede propia, de personal permanente propio y específico y, en general, de infraestructura organizacional. ¿Dónde se asientan? En espacios de otra institución mayor bajo cuya sombra se ocultan. Por lo general, los dos o tres dueños de estas empresas de maletín son al mismo tiempo personal directivo de esa otra institución que les sirve de mampara. Sus secretarias actúan también como secretarias de la empresa fantasma. Lo mismo su personal obrero y administrativo. El truco radica en ocupar un puesto de cierta altura en una organización auténtica y desde allí fingir que existe otra organización que se presenta como verdadera, cuando en realidad es falsa. Suelen organizar sus actividades doctorales en espacios que sistemáticamente son ajenos, pero prestados temporalmente sobre la base de los nexos que mantiene la organización fantasma con la organización de “fachada”.

En Venezuela han estado surgiendo en los últimos años doctorados de este tipo: los llamo “doctorados de maletín” por su correspondencia estricta con las “empresas de maletín”, que son harto conocidas por todos. El problema de esta clase de doctorados está en el engaño y en el daño que les causan a los pobres aspirantes a obtener un título de doctor. ¿Cuál habrá de ser el principal daño? Que ese doctorado no será internacionalmente reconocido como un verdadero título o, en el mejor de los casos, no será un título de prestigio como los que otorgan los doctorados de prestigio. Un título de “Doctor” otorgado por una institución fantasma siempre tenderá a ser también un título fantasma, especialmente en comunidades académicas internacionales. Otro detalle está en aquello de que la mentira tiene piernas cortas y, por tanto, más temprano que tarde esos doctorados de maletín llegarán a ser totalmente descubiertos y execrados.

Dentro de poco escribiré un documento extenso sobre este mismo tema.

LA CONCEPCIÓN BUROCRÁTICA Y ESCOLARIZADA DE LA INVESTIGACIÓN Y EL DLAE DE LA UPEL

26/01/2018

Publicado en google+ el 23/01/2018
Nunca olvidaré cuando, hace muchos años, viajando por una carretera, en una alcabala de tránsito me detuvieron, me ordenaron orillarme y, después de revisar todos mis papeles, incluyendo la factura de una mica recién comprada, me dijeron que las luces altas iluminaban demasiado (siendo pleno mediodía).
Por más que les dije que esas eran las luces de fábrica y que no había ninguna modificación en las condiciones originales del vehículo, hicieron caso omiso de todos mis argumentos.
Fue entonces cuando les exigí respeto, les argumenté con la misma aspereza con la que ellos me increpaban y los califiqué del modo que merecían, totalmente en correspondencia con su actitud grosera, autoritaria e incivilizada. Bueno, el resultado fue que llamaron a la grúa de servicio, me secuestraron el carro por varios días hasta que pagué la multa y, obviamente, no pude llegar a mi destino en el lapso previsto. Pero eso sí: todavía me enorgullezco de eso.

Hace unas dos semanas me ocurrió exactamente lo mismo con el dizque “examen candidatural” de Marta De Sousa, quien hasta entonces había sido mi tutorizada en esa estructura burocrática, autoritaria y de mentes pequeñas llamada “Doctorado del DLAE”, estructura que es dictatorialmente dominada por los caprichos de dos profesores. Inventan esa alcabala burocrática compuesta por un jurado sin calificaciones para evaluar investigaciones científicas (excepto libritos de auto-ayuda, cuando mucho) en que se excluye al tutor, se imponen como inapelables sus decisiones secretas tomadas a la sombra del anonimato y se reproduce exacta y fielmente la falta de estado de derecho existente en el país. Si en el país se atropella la constitución, pues en el DLAE se atropella la ética académica. Es una auténtica reproducción.
Son ellos, los miembros de ese jurado anónimo y medieval, quienes comienzan con comentarios insultantes respecto al proyecto presentado por Marta, tal como aquellos fiscales de tránsito de aquella alcabala que les acabo de mencionar. Esos comentarios insultantes están documentados en la primera correspondencia que le envían a Marta. Dicen, por ejemplo, que el proyecto no tiene nivel doctoral, que no llega ni siquiera a la altura de un trabajo de maestría y que ni la metodología ni los objetivos ni el sustrato teórico están correctamente planteados. En fin, todo está malo y hay que rehacerlo desde cero. Todo eso a modo de afirmaciones gratuitas, sin ningún razonamiento de apoyo, sin esgrimir ni una sola evidencia ni un solo argumento. Es exactamente lo mismo que me aducían aquellos fiscales de tránsito empeñados irracionalmente en que las luces, estando apagadas, iluminaban demasiado alto. No veo la más mínima diferencia entre aquellos fiscales y estos curiosos personajes del DLAE.
No fuimos Marta ni yo quienes comenzamos con los comentarios irrespetuosos. Fueron ellos. Fue en esa emboscada anónima de esos Torquemadas donde se fraguaron los primeros irrespetos hacia Marta y hacia mi persona.
Pero ahora aducen que nuestras respuestas a esos insultos fueron groseras. Es decir, se comportan del mismo modo que aquellos fiscales de tránsito y que los actuales guardias nacionales cuando te detienen en un examen candidatural, perdón, en una alcabala. Ni se te ocurra replicarles y menos con argumentos contundentes, porque te tildan de grosero, altanero y te acusan de “irrespeto a la autoridad”. Es justamente lo mismo que hace unas dos semanas acaba de ocurrir con Marta: habiendo sido agredida, ahora resulta que somos ella y yo los agresores, sólo por responder con argumentos que hasta la fecha no han podido refutar. Se limitan sólo a condenar. Tratan de castigarme a mí atropellando a quien fue mi tutorizada e intentando hacerle tiritas su vida académica. Esto no puede ser más bajo ni más mezquino e indigno de alguien que pretenda ser considerado “académico”.
Yo, personalmente, por supuesto que me quejé del modo más enérgico que pude, no sólo por escrito, sino oralmente, después de la presentación y ante los cuatro representantes de esa Sagrada Inquisición del siglo XXI (el Socialismo del siglo XXI se quedó chiquito). En esa discusión con ellos no obtuve ni el más mínimo contra-argumento a lo que les decía. Y, tal como lo prometí, seguiré escribiendo contra ese atropello durante mucho tiempo, hasta que todo resulte esclarecido o hasta que tengan la valentía de aceptar un debate académico público en torno a las condiciones de evaluación de una investigación científica. Por suerte, desde que entré a esa reunión hasta que salí, grabé en audio todo lo que se dijo, de modo que tengo material de apoyo más que suficiente para demostrar lo que afirmo. Tengo también los documentos escritos que el sagrado comité de la Inquisición emitió en su oportunidad, incluyendo los errores de ortografía y de disgrafia, más los disparates conceptuales.
¿Qué le queda a Marta? Pues, simplemente, o baja la cabeza y acepta la humillación ante los fiscales de tránsito o se rebela del modo que crea más conveniente. Yo, por mi parte, no pienso dejar pasar esto. Y tampoco voy a aceptar la responsabilidad o la culpa de haber sido el causante de esta vejación que la han hecho a Marta. Si me culpan de haber tenido dignidad, que es lo que pretenden, entonces todo en este país está perdido, no sólo políticamente, que ya es casi un hecho, sino también académicamente. La podredumbre política se reproduce en esta podredumbre académica. El DLAE está podrido porque el país está podrido.
Pero aquí viene lo más preocupante: ¿dónde está la solidaridad de los compañeros de estudio de Marta? Cuando denuncié esto por primera vez sólo recibí respuestas de solidaridad de unas cinco o seis personas. Del resto, todos han volteado sus miradas hacia otro lado. Algunos, incluso, le han sugerido a Marta que se deslinde de mi posición y que acepte los cambios impuestos por la Santa Inquisición. O sea, le han sugerido que renuncie a su tema de tesis en el cual ella viene trabajando desde hace muchos años, sólo porque los fiscales de tránsito, empeñados en vengarse e incapaces de entender cualquier planteamiento científico, le impusieron esa condición para poder continuar en el mamotreto del DLAE. Lo que ni Marta ni varios de sus compañeros saben es que ellos jamás podrán graduarse de doctores en ese pequeño monstruo burocrático.
Finalmente, ¿saben por qué no hubo total solidaridad ni compañerismo en este caso? Por la misma razón por la que este pobre país está paralizado y en la ruina: EL MIEDO.

LOS NÓBEL DE MEDICINA/FISIOLOGÍA Y FÍSICA 2017, EJEMPLOS DE RACIONALISMO Y DE PROGRAMAS DE INVESTIGACIÓN

PREMIO NÓBEL DE MEDICINA O FISIOLOGÍA, 2017 (2017-10-02)
https://www.nobelprize.org/nobel_prizes/medicine/laureates/2017/press.html (Traducción: JPG)
The Nobel Assembly at Karolinska Institutet has today decided to award the 2017 Nobel Prize in Physiology or Medicine jointly to Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash and Michael W. Young
La Asamblea Nóbel del Instituto Karolinska decidió hoy otorgar el Premio Nobel 2017 en Fisiología o Medicina conjuntamente a Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young
Life on Earth is adapted to the rotation of our planet. For many years we have known that living organisms, including humans, have an internal, biological clock that helps them anticipate and adapt to the regular rhythm of the day. But how does this clock actually work? Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash and Michael W. Young were able to peek inside our biological clock and elucidate its inner workings. Their discoveries explain how plants, animals and humans adapt their biological rhythm so that it is synchronized with the Earth's revolutions.

Using fruit flies as a model organism, this year's Nobel laureates isolated a gene that controls the normal daily biological rhythm. They showed that this gene encodes a protein that accumulates in the cell during the night, and is then degraded during the day. Subsequently, they identified additional protein components of this machinery, exposing the mechanism governing the self-sustaining clockwork inside the cell. We now recognize that biological clocks function by the same principles in cells of other multicellular organisms, including humans.

With exquisite precision, our inner clock adapts our physiology to the dramatically different phases of the day. The clock regulates critical functions such as behavior, hormone levels, sleep, body temperature and metabolism. Our wellbeing is affected when there is a temporary mismatch between our external environment and this internal biological clock, for example when we travel across several time zones and experience "jet lag". There are also indications that chronic misalignment between our lifestyle and the rhythm dictated by our inner timekeeper is associated with increased risk for various diseases.
La vida en la Tierra se adapta a la rotación de nuestro planeta. Durante muchos años hemos sabido que los organismos vivos, incluyendo los humanos, tienen un reloj biológico interno que les ayuda a anticiparse y adaptarse al ritmo regular del día. Pero, ¿cómo funciona realmente este reloj? Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young fueron capaces de mirar dentro de nuestro reloj biológico y elucidar su funcionamiento interno. Sus descubrimientos explican cómo las plantas, los animales y los seres humanos adaptan su ritmo biológico para que esté sincronizado con las revoluciones de la Tierra.

Utilizando moscas de fruta como organismo modelo, los premios Nobel de este año aislaron un gen que controla el ritmo biológico diario normal. Ellos mostraron que este gen codifica una proteína que se acumula en la célula durante la noche, y luego se degrada durante el día. Posteriormente, identificaron componentes proteicos adicionales de esta maquinaria, exponiendo el mecanismo que gobierna el mecanismo de relojería autosostenido dentro de la célula. Ahora reconocemos que los relojes biológicos funcionan por los mismos principios en células de otros organismos multicelulares, incluyendo humanos.

Con exquisita precisión, nuestro reloj interno adapta nuestra fisiología a las fases dramáticamente diferentes del día. El reloj regula las funciones críticas, tales como el comportamiento, los niveles hormonales, el sueño, la temperatura corporal y el metabolismo. Nuestro bienestar se ve afectado cuando hay un desajuste temporal entre nuestro entorno externo y este reloj biológico interno, por ejemplo cuando viajamos a través de varias zonas horarias y experimentamos el "jet lag". También hay indicios de que la desalineación crónica entre nuestro estilo de vida y el ritmo dictado por nuestro cronometrador interno se asocia con un mayor riesgo de varias enfermedades.
PREMIO NÓBEL DE FÍSICA, 2017 (2017-10-03)
https://www.nobelprize.org/nobel_prizes/physics/laureates/2017/press.html (Traducción: JPG)
The Royal Swedish Academy of Sciences has decided to award the Nobel Prize in Physics 2017 with one half to Rainer Weiss (LIGO/VIRGO Collaboration) and the other half jointly to Barry C. Barish (LIGO/VIRGO Collaboration) and Kip S. Thorne (LIGO/VIRGO Collaboration)
La Real Academia Sueca de Ciencias ha decidido otorgar la mitad del Premio Nobel de Física 2017 a Rainer Weiss (colaboración LIGO/VIRGO) y la otra mitad conjuntamente a Barry C. Barish (Colaboración LIGO/VIRGO) y a Kip S. Thorne (Colaboración LIGO/VIRGO)
Gravitational waves finally captured

On 14 September 2015, the universe's gravitational waves were observed for the very first time. The waves, which were predicted by Albert Einstein a hundred years ago, came from a collision between two black holes. It took 1.3 billion years for the waves to arrive at the LIGO detector in the USA.

The signal was extremely weak when it reached Earth, but is already promising a revolution in astrophysics. Gravitational waves are an entirely new way of observing the most violent events in space and testing the limits of our knowledge.

LIGO, the Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory, is a collaborative project with over one thousand researchers from more than twenty countries. Together, they have realised a vision that is almost fifty years old. The 2017 Nobel Laureates have, with their enthusiasm and determination, each been invaluable to the success of LIGO.

Pioneers Rainer Weiss and Kip S. Thorne, together with Barry C. Barish, the scientist and leader who brought the project to completion, ensured that four decades of effort led to gravitational waves finally being observed.

In the mid-1970s, Rainer Weiss had already analysed possible sources of background noise that would disturb measurements, and had also designed a detector, a laser-based interferometer, which would overcome this noise. Early on, both Kip Thorne and Rainer Weiss were firmly convinced that gravitational waves could be detected and bring about a revolution in our knowledge of the universe.

Gravitational waves spread at the speed of light, filling the universe, as Albert Einstein described in his general theory of relativity. They are always created when a mass accelerates, like when an ice-skater pirouettes or a pair of black holes rotate around each other. Einstein was convinced it would never be possible to measure them. The LIGO project's achievement was using a pair of gigantic laser interferometers to measure a change thousands of times smaller than an atomic nucleus, as the gravitational wave passed the Earth.

So far all sorts of electromagnetic radiation and particles, such as cosmic rays or neutrinos, have been used to explore the universe. However, gravitational waves are direct testimony to disruptions in spacetime itself. This is something completely new and different, opening up unseen worlds. A wealth of discoveries awaits those who succeed in capturing the waves and interpreting their message.
Las ondas gravitacionales finalmente capturadas

El 14 de septiembre de 2015, se observaron las ondas gravitacionales del universo por primera vez. Las ondas, que fueron predichas por Albert Einstein hace cien años, vinieron de una colisión entre dos agujeros negros. Tomó 1,3 mil millones de años para que las ondas llegaran al detector LIGO en los EE.UU.

La señal era muy débil cuando alcanzó la Tierra, pero está ya prometiendo una revolución en la astrofísica. Las ondas gravitatocionales son una forma completamente nueva de observar los acontecimientos más violentos en el espacio y de probar los límites de nuestro conocimiento.

LIGO, el Observatorio de ondas gravitacionales con interferómetro láser es un proyecto de colaboración con más de mil investigadores de más de veinte países. Juntos se han dado cuenta de algo que es una visión de casi cincuenta años antes. Los premios Nobel 2017, con su entusiasmo y determinación, han sido invalorables para el éxito de LIGO. Los Pioneros Rainer Weiss y Kip S. Thorne, junto con Barry C. Barish, el científico líder que llevó el proyecto hasta su culminación, lograron que cuatro décadas de esfuerzos condujeran a la posibilidad de que las ondas gravitacionales fueran finalmente observadas.

A mediados de la década de 1970, Rainer Weiss ya había analizado las posibles fuentes de ruido de fondo que estarían perturbando las mediciones y también había diseñado un detector, un interferómetro basado en láser, que superaría este ruido. Desde el principio, tanto Kip Thorne como Rainer Weiss estaban firmemente convencidos de que las ondas gravitacionales podían ser detectadas y provocar una revolución en nuestro conocimiento del universo.

Las ondas gravitacionales propagan a la velocidad de la luz llenando el universo, como Albert Einstein describió en su teoría general de la relatividad. Ellas siempre se crean cuando una masa se acelera, como cuando un patinador sobre hielo pirueta o un par de agujeros negros giran uno alrededor del otro. Einstein estaba convencido de que nunca sería posible medirlas. El logro del proyecto LIGO estuvo en haber usado un par de interferómetros láser gigantescos para medir un cambio miles de veces más pequeño que un núcleo atómico cuando la onda gravitacional haya pasado la Tierra.

Hasta ahora se ha utilizado para explorar el universo todo tipo de radiación electromagnética y de partículas, tales como los rayos cósmicos o los neutrinos. Sin embargo, las ondas gravitacionales son testimonio directo de las disrupciones en el espacio-tiempo como tal. Esto es algo completamente nuevo y diferente, que abre mundos nunca vistos. Una gran riqueza de descubrimientos espera a aquellos que tienen éxito en la captura de las ondas gravitacionales y en la interpretación de su mensaje.

¿Existe la Inteligencia Investigativa? ¿Es una expresión lógica?

Hay una inconsistencia GRAVE en la expresión “INTELIGENCIA INVESTIGATIVA”. Primero, el concepto de INTELIGENCIA remite a los procesos de resolución de problemas, al menos en las más recientes investigaciones en teoría cognitiva, neurología, psicofisiología, etc. Y, por otro lado, el concepto de INVESTIGACIÓN remite precisamente a esos mismo procesos de resolución de problemas, sustentados también por esos mismos estudios antes nombrados. Toda formulación y solución de un problema en la esfera cognitiva implica un proceso investigativo. La noción asociada a las palabras “investigación” e “investigativo” es también la misma noción aplicable a la palabra “inteligencia”. Es un pleonasmo hablar de “inteligencia investigativa”. Es el mismo pleonasmo del tipo de frases como “subir para arriba”, “gritar en voz alta”, “hablar con palabras”… y, en este caso, “la solución de problemas resolviendo problemas”. Me gustaría oír algunos contra-argumentos a este planteamiento.
Hay otro detalle. La expresión “inteligencia investigativa” es una copia o seguidilla de la tristemente célebre expresión “inteligencia emocional” de la Universidad de Yale. Algunos importantes lógicos del mundo demostraron que esta expresión es contradictoria en sí misma. De hecho, aunque al principio fue un boom, ya es una estafa más. Ya todos sabemos que ahora es rechazada por todas las comunidades académicas, excepto por los “intelectuales” cantinfléricos: la inteligencia es resolución de problemas, algo que pertenece a la esfera cognitiva del ser humano. La emoción, en cambio, es un proceso bioquímico voluntarista, independiente de la cognición, que pertenece a otro orden de ideas. En la emoción no existe razonamiento ni argumentación ni ideas encadenadas. En la inteligencia sólo ocurren descripciones, razonamientos, argumentaciones y conclusiones. Hablar de “INTELIGENCIA EMOCIONAL” es como hablar de “MECÁNICA INVISIBLE”, de “SABIDURÍA IGNORANTE”, de “SALUD ENFERMIZA” y cosas de ese tipo, en la que los dos términos del binomio lógico resultan adscritos a niveles incompatibles entre sí. La propaganda de la INTELIGENCIA EMOCIONAL fue muy impactante, pero, como las mentiras tienen piernas cortas, todos supimos enseguida que era una estafa intelectual. Desafortunadamente, muchos siguieron creyendo que era un descubrimiento genial.

UNA MIRADA DENTRO DEL MUNDO DE LA ACADEMIA ESTAFADORA

UNA MIRADA DENTRO DEL EXTRAÑO MUNDO DE LA ACADEMIA ESTAFADORA 
Fuente: Kevin Carey (1916): A Peek Inside the Strange World of Fake Academia. Disponible: https://www.nytimes.com/2016/12/29/upshot/fake-academe-looking-much-like-the-real-thing.html. 
TRADUCCIÓN AL ESPAÑOL: Dra. Acacia Hernández Rojas

---------------------------------
El identificador de llamadas en el teléfono de mi oficina decía que el número era de Las Vegas, pero cuando cogí el auricular escuché lo que parecía el sonido de fondo de un centro de llamadas ocupado de trabajo en el exterior. El operador, "John", me preguntó si estaría interesado en asistir a la XV Conferencia Mundial de Cardiología y Angiología en Filadelfia el mes siguiente.
"¿Tengo que ser médico?", dije, “porque no lo soy”. Recibí la llamada porque 20 minutos antes había ingresado mi número de teléfono en un sitio web administrado por una compañía llamada OMICS International en Hyderabad, India.
"Usted puede obtener la tarifa de estudiante. Con un 20%, el costo sería de $599”, respondió el hombre. “La conferencia será en pocas semanas”, señalé. “¿Será suficiente tiempo para que el trabajo académico que pienso llevar sea debidamente revisado?” (repito, no sé nada de cardiología). Me respondió “sería aprobado en una ‘base expedita’ dentro de 24 horas”. Y me preguntó qué tarjeta de crédito me gustaría usar.
Si parece que estaba a punto de ser estafado, es porque de verdad lo estaba. OMICS International es líder en el creciente negocio del fraude de publicaciones académicas. Ha creado decenas de "revistas científicas" que imitan la apariencia de las publicaciones académicas tradicionales, pero sin la correspondiente autenticidad. Este año, la Comisión Federal de Comercio formalmente acusó a OMICS de "engañar a académicos e investigadores sobre la naturaleza de sus publicaciones y ocultar las tarifas de publicación que van desde cientos a miles de dólares".
OMICS también está en el negocio menos conocido de lo que podría llamarse “fraude de conferencia”, que es lo que explica la llamada de John. Ambos esquemas explotan una debilidad fundamental de la educación superior moderna: los académicos deben publicar para avanzar profesionalmente, obtener mejores empleos o asegurar los que ya tienen. Incluso dentro de los espacios de las academias respetables, la diferencia entre publicaciones y conferencias que son auténticas y las que son falsas es mucho más confusa de lo que los académicos desearían admitir.
OMICS está en el otro extremo del espectro cuyos límites no son difusos sino clara y definitivamente falso. Las conferencias académicas reales evalúan a los participantes potenciales sometiendo los trabajos y las presentaciones propuestas a un riguroso proceso de revisión por pares. Unas 15.000 personas asisten a la conferencia anual de la American Educational Research Association, por ejemplo, y sólo un tercio de las propuestas presentadas son aceptadas.
En octubre, un profesor universitario de Nueva Zelanda presentó un documento a la "Conferencia Internacional sobre Física Atómica y Nuclear" patrocinada por OMICS, que se celebró el mes pasado en el Hilton Atlanta Airport. Se inscribió usando la función de autocompletar en su iPhone, que produjo un abstract que comienza de la siguiente manera: "Física Atómica y no tendré el mismo problema con una sección separada por un largo camino. Las armas nucleares no tendrán que salir el mismo día después de mucho tiempo del año que agregó que las dos partes tendrán los dos líderes para tomar el mismo camino para llevar a sus largos caminos de la misma como habrán sido un buen lugar para pasar un buen rato en casa el frente unido y ella es un gran lugar para pasar un buen rato."
El trabajo fue aceptado en tres horas.
Un empleado de OMICS que se identificó como Sam Dsouza dijo que los documentos de la conferencia eran revisados por sus "expertos" dentro de las 24 horas siguientes a la presentación. No pudo proporcionar una lista de sus revisores ni de las credenciales de éstos.
Habiendo prescindido de los estándares académicos, OMICS hace dinero en volumen. El 1 y 2 de diciembre el "II Congreso Internacional de Neuroinmunología y Terapéutica", la "XIII Conferencia Internacional sobre Vacunas, Terapéutica y Medicina del Viajero: Influenza y Enfermedades Infecciosas" y la "Conferencia Internacional sobre Genética Clínica y Médica" se realizaron simultáneamente en el Hilton Atlanta Airport.
Reunir varias conferencias truculentas en el mismo hotel es una práctica común, dice Jeffrey Beall, un bibliotecario titulado de la Universidad de Colorado en Denver. Mantiene un sitio web para identificar "editores académicos depredadores, de acceso abierto” que se disfrazan de revistas académicas, pero que en realidad están en el negocio de difundir artículos sin valor y de explotar a sus autores con cobros ocultos. “Usted sólo alquila un hotel, maquilla un nombre y permanece por allí mientras todo el mundo está leyendo los artículos de los incautos", dice el Sr. Beall. Es dinero fácil.
La lista del Sr. Beall, que desde el 2011 hasta ahora ha crecido de 18 a 923 editores, también incluye una compañía británica llamada "Sociedad de Infonomía". Al igual que OMICS, publica una serie de revistas, 17 en total, con títulos que suenan académicamente válidos como "International Journal of Sustainable Energy Development". El Sr. Beall llama a Infonomics “Sociedad académicamente impostora", que está "diseñada para generar tanto ingreso como sea posible". Todas las 17 revistas están dirigidas por una sola persona llamada Charles Shoniregun, ubicado en una modesta casa de ladrillos de dos pisos en los suburbios de Londres.
Infonomics también patrocina una serie de conferencias. Pero cuando examiné una de ellas, la "Conferencia Mundial sobre Necesidades Educativas Especiales", o WCSNE, el cuento fue más complejo de lo que yo esperaba.
Como muchos editores depredadores, el sitio web de Infonomics para WCSNE tiene una cierta ensalada de palabras, una cierta propiedad sintáctica inglesa de canon tremolante, familiar a quien está acostumbrado a leer un directorio de spam en su correo electrónico.. "La Sociedad de Infonomía tiene una reputación establecida para promover la valoración de la investigación, lo cual es apreciado por las comunidades de investigadores" –dice. “El WCSNE es gestionado por Diseñadores de Políticas al que asisten "Formadores de Políticas y tomadores de decisión que se preocupan profundamente por incorporar defensas creativas, innovadoras y rigurosas en las prácticas de aprendizaje".
En W.C.S.N.E. las pautas de presentación de artículos advierten que todos los trabajos deben estar estrictamente limitados a "un total de 4 a 6 páginas". Esto incluye todas las figuras, tablas y referencias. Robert Kelchen, un profesor de educación superior en Seton Hall, dice que esto es una señal de peligro. “Los documentos de investigación de educación suelen ser mucho más extensos, señala. Las tablas y páginas de referencia por sí solas pueden ocupar el doble de espacio. Pero los papeles cortos son más fáciles de empacar en una sola "revista académica".
El sitio web incluía una larga lista de "Miembros del Comité del Programa" con impresionantes credenciales académicas, así como "oradores principales" para la siguiente conferencia, a celebrarse en agosto en la Universidad de Temple, anfitrión del WCSNE, durante los últimos tres años.
Pero cuando entré en contacto con los identificados como miembros del comité y los altavoces, muchos inmediatamente respondieron que no tenían idea de que estaban en ese sitio Web y que no tenían afiliación alguna con el WCSNE. Los oradores principales me dijeron que no eran nada de eso. En el lapso de 24 horas de mis investigaciones, algunos retiraron sus nombres y biografías del sitio y fueron reemplazados con una nota que decía ¡"Oradores principales por ser anunciados"!
Un portavoz de Temple, Hillel Hoffmann, dijo que la universidad condenó "la publicación depredadora de acceso abierto" y dijo que no se había gastado dinero de la universidad en la conferencia. Dijo que los alumnos con necesidades especiales de la comunidad, incluidos los estudiantes de alfabetización de adultos, habían asistido a algunas partes de la conferencia y se habían beneficiado de ella, pero ninguno había pagado para participar. Añadió que el WCSNE ya no tendría lugar en la Universidad de Temple.
Richard Cooper, director de servicios para personas con discapacidad en Harcum College, una institución privada de dos años en Filadelfia, ayudó a crear WCSNE, junto con el Sr. Shoniregun. Dijo que no tenía ninguna participación en el proceso de selección de papers o en manejos financieros de la conferencia, sino que simplemente servía como organizador, presentador y maestro de ceremonias. Describió el asunto como una reunión mundial de académicos -muchos de los cuales vivían en África- digna de estudiosos, muchos de los cuales viven en África y la India y pagan cientos de dólares en honorarios por la conferencia a la que asisten.
Los trabajos presentados en las anteriores conferencias de la WCSNE no parecen haber sido redactadas utilizando la función de autocompletar en un iPhone. En su mayoría describen pequeños estudios cualitativos y encuestas que examinan ideas ya bien establecidas, incursionan en pocas áreas nuevas y utilizan jergas estadísticas para hacer ver que sus hallazgos son más complicados de lo que realmente son. Muy probablemente serían rechazados por la American Educational Research Association. Pero también están dentro de los límites de lo que se publica en muchas revistas científicas que, aunque no son de prestigio, nunca han sido consideradas como fraude.
Barba Patton, profesor de educación en la Universidad de Houston-Victoria en Victoria, Tex., Defendió el WCSNE sin reserva. "He asistido a diez o quince de las conferencias en los Estados Unidos, Canadá y en Europa", escribió por correo electrónico. "No me preocupa el sitio web. Debes recordar que la conferencia llega a muchos que están usando el inglés británico en vez del americano”.
El Sr. Shoniregun no respondió a los mensajes enviados a sus varias direcciones de correo electrónico. Pero parece haber creado una especie de conferencia híbrida que combina las sombrías prácticas de OMICS del mercadeo de la primicia en Internet con la desatención más cotidiana al rigor académico que caracteriza a gran parte de la academia auténtica.
Tomemos el caso de la Sociedad de Estudios Sociales de la Ciencia, 4S (“Society for Social Studies of Science, 4S”), que desde todo punto de vista es una organización legítima. Pues bien, este año, Peter Dreier, presidente del departamento de Política Urbana y Medioambiental del Colegio Occidental, describió cómo presentó a una conferencia internacional patrocinada por 4S una ponencia llena de jergas altisonantes, de citas erróneas, de fallas de razonamiento y de numerosas cantinfladas. La ponencia fue aceptada. "Tengo la esperanza de conocerlo en Tokio", le escribió el organizador del panel.
Lucy Suchman, socióloga de la Universidad Lancaster de Gran Bretaña y presidenta de 4S, reconoce que el proceso de revisión de abstracts no es "perfecto" y que ella debió haber rechazado la ponencia de Mr. Dreier. Pero, señala, 4S revisa cientos de presentaciones cada año bajo “la asunción de buena fe”. No se les habría ocurrido que alguien de la posición académica del Sr. Dreier les hubiera tendido una "trampa tan desafortunada", dijo, enfatizando la alta calidad que en general tienen las ponencias 4S.
Existen revistas y conferencias reales de prestigio en la educación superior que hacen cumplir y defienden los más altos estándares de la academia. Pero también hay muchos más detentores de un título de PH.D. que los que caben en un espacio para este tipo de publicaciones y todas esas personas son de un modo u otro víctimas del sistema de "publicar o perecer" (“Publish or Perish”), considerado como el sistema internacional de progreso académico. El sistema académico de revistas y conferencias está sujeto a una evaluación externa irreal. Los estándares son lo que caprichosamente dictaminan los académicos nombrados para esos cargos.
Por lo tanto, no es sorprendente que algunos académicos hayan decidido darse permiso mutuo para acumular créditos de publicación en sus Currículos Académicos y gastar parte del presupuesto departamental en viajes de vacaciones cortas. Tampoco es sorprendente que algunos operadores astutos se hayan dado cuenta de que cuando los estándares son relajados y poco controlados, entonces surgen ciertos beneficios saludables en las áreas grises de la academia.
------
Corrección: 30 de diciembre de 2016
Un artículo publicado el jueves sobre el surgimiento de conferencias académicas fraudulentas escribió mal el apellido de un portavoz de la Universidad de Temple que dijo que la "Conferencia Mundial de Educación Especial", que había señalado por su aparente falta de rigor, ya no tendría lugar en la Universidad. Él es Hillel Hoffmann, no Hoffman.

	

UNO DE LOS TANTOS ADMIRADORES DE MIS IDEAS ACADÉMICAS, AL PUNTO DE QUE PARAFRASEA MIS TEXTOS SIN CITARME

Se trata del Sr. Jesús Leal Gutiérrez. Digo “señor” porque, aunque en su currículo se presenta como egresado doctoral de la Universidad de Panamá (UNIEDPA, aquella famosa de cuando la Andragogía de Félix Adams), dicha universidad ofrece doctorados a distancia, de dudosa reputación, que me hacen desconfiar de la validez de ese título en Venezuela y en muchos otros países. Un ejemplo: http://www.prensa.com/manuel_vega_loo/Meduca-suspende-operaciones-Uniedpa_2_3377682199.html.
En todo caso, si es egresado de allí y si ese doctorado cumple con las exigencias internacionales de los títulos de tercer nivel, su título sería en "Educación del Macho", porque aner-andrós en griego significa varón, macho. Si fuera educación de adultos, el término filológico correcto sería "antropogogía". Félix Adams no sabía griego, ni antiguo ni moderno, por supuesto. Era un político, básicamente, de Acción Democrática, no un académico. Ahora, años después, todos aquellos que cayeron en la trampa de hacer maestrías y doctorados en "andragogía", programas impulsados bajo la autoridad ficticiamente académica que le fue conferida a Félix Adams desde el poder político de entonces, andan por el mundo como Adán buscando su ombligo, es decir, totalmente extraviados de la Academia, sin brújula ni GPS. Incluso, cuando en el exterior mencionan que son graduados en Andragogía, los oyentes se quedan atónitos. Sé de uno que preguntó "¿es una nueva especialidad de la física de cuerdas?"
Pues bien, este Sr. J. Leal Gutiérrez escribió un libro no sé de qué año (aparentemente es del 2004 0 2005, aunque ahora está en la Web como 3ª Edición sin año,con un prólogo del 2011, sin editorial y sin ISBN, titulado "La Autonomía del Sujeto Investigador". Por cierto, la autora del prólogo es otra de mis plagiarias, quien en un blog suyo transcribe textualmente lo que yo escribo en otros documentos, sin decir que son citas textuales. Pueden revisar este plagio de la "Dra." Susana Gómez de Leal (podría ser su esposa, por cierto, o sea, el tipo de "negocio familiar", que llaman) en el siguiente enlace: 
http://sugodeleal.blogspot.com/2009/02/estilos-de-pensamiento-tenemos-una.html
Si acaso llegan a eliminar ese blog, por razones obvias, yo tomé la precaución de guardarlo en formato PDF y podrían consultarlo aquí:
http://padron.entretemas.com.ve/documentos/sugodeleal.blogspot.com.pdf
Entiendo que al Sr. Leal le gusten mucho mis ideas y que sea un admirador de éstas, pero para mí sería mucho mejor que expresara claramente que dichas ideas no son suyas sino mías y que citara las fuentes. ¿Saben lo que ocurre en caso contrario? Que muchos pobres estudiantes víctimas del arroz con mango de su libro, al hablar de Estilos de Pensamiento lo citen a él como el creador original de la noción y no a mí, que sí lo soy (lo cual ya ocurrió, por cierto). Y si mezclan esa noción con las demás brujerías que él propone en su biblia (como lo holístico, lo complejo moriniano y lo holónico), entonces le estará haciendo un gravísimo daño a nuestros académicos en formación.
A continuación les transcribo una parte de los parafraseos que Leal hace de mis ideas, sin decir que son mías y dejando creer que son suyas. Las secciones en azul son las más significativas.
El libro de Leal pueden descargarlo desde este enlace: 
https://drive.google.com/file/d/0B00rfQ9umQlAenYyLXJLanFiVlE/view

CAPÍTULO II
 Estilos de pensamiento
“La ciencia” es por definición una búsqueda desinteresada y afanosa de la verdad, es lo que Nicol (1984) llama principio vocacional de la ciencia que, junto con otros principios que la hacen posible, le da identidad frente a otros saberes. Si sólo nos interesa la verdad, nos las arreglamos metodológicamente para evitar que otras intenciones desvíen nuestra investigación. En el proceso investigativo se utiliza la metodología para no contravenir el principio vocacional que define a la ciencia como una búsqueda peculiar del conocimiento, pues queremos saber la verdad, no lo que imaginamos, creemos o necesitamos que sea.

El verdadero científico es un eterno buscador de la verdad, no pierde de vista lo que ya Sócrates nos dejó en su reflexión: yo sólo sé que no se nada, y por eso sigue buscando. Así cada tendencia, propuesta e idea, cada método podría ser una posible faz de la verdad. 
Si el científico busca por esencia la verdad no se va a engañar a sí mismo; entonces ¿por qué obligar al investigador a hacer ciencia de una forma u otra? ¿por qué es escenario darle una autonomía al sujeto investigador para que oriente la búsqueda del conocimiento según su estilo de pensamiento u otro al cual él decida escogerse? ¿qué es eso de estilos de pensamientos? ¿qué beneficios traería esta actitud en la producción legítima del conocimiento y por ende en el funcionamiento eficaz de los centros de investigación de las universidades? ¿cómo influye esta modalidad en el desarrollo de un científico creativo? 
Todos nosotros tenemos tendencias para abordar la realidad, ellas vienen dadas por los estilos de pensamiento; los cuales equivalen a la forma como el individuo concibe la realidad. Si la concibe de forma tangible, aprehensible, su proceder es concreto, secuencial y sensorial; si la concibe de forma representacional, su proceder es deductivo abstracto, explicativo; si la concibe subjetiva, su proceder es introspectivo vivencial; y si la concibe compleja e indeterminada, su proceder es dialógico, reconociendo lo inacabado e incompleto del proceso productivo del conocimiento. 
Estas tendencias son las que le dan autonomía al sujeto investigador y hay que respetarlas. Feyerabend (1993), reafirma estos postulados y promulga la autonomía del sujeto investigador cuando expresa:
Si respetamos la autonomía del sujeto investigador, sus tendencias o estilos de pensamientos, su creatividad, su forma de proceder en la búsqueda del conocimiento, entonces el investigador será más eficiente, y más apasionado por lo que tienen entre manos. 
Hay personas que son concretas, otros son racionalistas; razonan todo, y también las hay del estilo vivencial o fenomenológico y así como del complejo. 
Estas modalidades las podemos observar en nuestras propias casas. Si usted le pregunta a su hijo -¿cómo te fue en la escuela?…-él por ser concreto le responde: bien pero ¡háblame, explícame!…-no, bien…-porque es concreto. El racionalista le dice: -Bueno, mira mamá, llegué a la escuela, y la maestra estaba indispuesta porque se le dañó el carro, sin embargo, me explicó…-o sea, te da el por qué de muchas cosas. Pero si usted le pregunta a uno de tendencia vivencial o fenomenológica, le responde: -mira papá… que pena cuando llegué a la escuela, ¡que dolor! Cuando vi que la maestra se sentía mal…- observan que mezcla sentimientos, emociones, porque esa es su tendencia. Y si su hijo es una persona compleja, y le pregunta: -cuéntame, ¿cómo te fue en la escuela?-espérate un momento que me voy a bañar- ¿qué tiene que ver bañarse con la escuela? Bueno porque es complejo. 
Así somos también nosotros, así somos los investigadores, en tal sentido, si yo soy concreto, ¿cómo me van a obligar a hacer un estudio fenomenológico? pero si soy fenomenológico ¿cómo me van a obligar a hacer un estudio concreto, donde están ausentes las emociones y sentimientos? Y si yo soy complejo porque me gusta dialogar con la realidad, no me interesa controlarla, lo que me interesa es comprender para construir… ¿por qué me van obligar a meterme en un mundo que realmente no concuerda con mi tendencia? 
Cuando se le ha dado autonomía a los investigadores, los resultados han sido excelentes, tal fue la vivencia que obtuvieron los investigadores de UNISAR (Unidad de Salud Reproductiva) a la cual está adscrito el programa de Especialización sobre salud del Adolescente del área de estudios de Postgrado de la Universidad de Carabobo. En el desarrollo de sus investigaciones, estos investigadores escogieron sus formas de hacer ciencia, su abordaje de acuerdo con su tendencia y estilo de pensamiento, se sentían cómodos en la búsqueda del conocimiento y los resultados han sido asombrosos. La gente se ha apasionado por su trabajo; se han sumergido en sus estudios, porque se sienten personas, porque se sienten realmente auténticos. Los investigadores, no están trabajando para otros, están buscando el conocimiento que ellos siempre han querido buscar y de la forma como ellos se sienten cómodos. 
Eso no quiere decir que los que no utilizan la forma tradicional de hacer ciencia, son menos científicos ni mejores, tampoco quiero inducir a que se deseche la forma tradicional de hacer ciencia… estoy diciendo que respetemos la diversidad, eso nos va a enriquecer. 
¿Cómo se identifica la tendencia o estilo de pensamiento que tiene una persona? Esta se identifica por el lenguaje. Si nosotros vemos los escritos de las personas concretas: sus escritos son cortos, duración breve, secuenciales y hablan de cosas tangibles. Pero si nosotros observamos los escritos de las personas de pensamiento abstracto, los párrafos son largos, explicativos y relacionantes. Y si vemos los escritos de las personas con tendencia fenomenológica, sus escritos no son rigurosos, tienden a ser un poco estéticos. Y los complejos dependen del momento, pueden tener momentos concretos, como pueden tener momentos explicativos, como pueden tenerlos verdaderamente fenomenológicos, por lo tanto, sus escritos tampoco obedecen a un parámetro determinado. (Ver cuadro 1). 

Cuadro 1: 
Relación entre estilos de pensamiento y el discurso en la investigación 

Estilo de
pensamiento

Lenguaje

Sintaxis

Inductivo-concreto

Aritmético-
probabilístico

Párrafos cortos, oraciones breves,
secuencial y referencias a detalles
sobre características tangibles.

Deductivo-Abstracto

Lógico – formal

Párrafos largos, explicativo,
relacionantes (porque, ya que, en
consecuencia)

Introspectivo-Vivencial

Verbal – informacional

Textos no rigurosos,
perspectiva estética

Complejo-Dialógico

De acuerdo al momento

Textos no rigurosos

Fuente: Leal, 2003.

Sólo aspiro a que nuestros académicos y universitarios tomen precauciones. En este país se ha perdido todo, incluyendo la alimentación y las medicinas. Pero, por encima de eso, continúa perdiéndose (porque ya es un vicio muy viejo y típico de los subdesarrollados) la ética profesional, la dignidad académica y el esfuerzo por la producción intelectual . ¡Qué fácil es aparentar una alta productividad intelectual manipulando las producciones originales de los demás!

CONTRA EL PENSAMIENTO COMPLEJO: LA SORPRENDENTE MENTE LÓGICA DE LOS BEBÉS

Charla en TED TALKS de Laura Schulz que reseña los estudios en desarrollo cognitivo infantil según los cuales los bebés poseem una asombrosa mente lógica, es decir, un pensamiento estructurado y organizado, que Edgar Morin califica despectivamente como “pensamiento lineal”. Es ese tipo de pensamiento organizado la base más eficaz y eficiente para el desarrollo cognitivo. Lo que Morin llama “pensamiento complejo” se caracteriza por el desorden, las ambigüedades, las confusiones, los desvaríos y revela una mente perezosa e intelectualmente estafadora. No es el tipo de pensamiento que caracteriza a los bebés ni que respalda la maduración cognitiva de la infancia. Pulsar aquí para ver esta conferencia.

Por qué hay personas más propensas a compartir tonterías pseudo-filosóficas en Internet

Originales
En español: http://es.gizmodo.com/solo-uno-de-cada-tres-adolescentes-sabe-distinguir-entr-1743771956
En Inglés: http://journal.sjdm.org/15/15923a/jdm15923a.html

Enviado por mi amiga, la Dra.  Karina Terán

Por qué hay personas más propensas a compartir tonterías pseudo-filosóficas en Internet

Si eres de los que retuitea frases de iFilosofía, llena su Facebook con citas de Coelho, y se siente inspirado por las ideas de Deepak Chopra, este estudio no te va a gustar. Lo ha escrito un grupo de expertos en psicología cognitiva de la Universidad de Waterloo, y explica cómo funciona la mente de las personas que creen en esta palabrería.

http://es.gizmodo.com/solo-uno-de-ca…

El estudio lleva por título: Sobre la recepción y detección de tonterías pseudo-profundas. (On the reception and detection of pseudo-profound bullshit) y acaba de publicarse en la revista de psicología Judgment and Decision Making. Por tonterías pseudo-profundas, entienden lo siguiente:

Se trata de afirmaciones aparentemente impresionantes que se presentan como verdaderas y llenas de significado, pero que en realidad están vacías de contenido.

El estudio pone como ejemplos la práctica totalidad de los tuits de Deepak Chopra. El comunicador y conferencista indio es uno de los principales defensores de la espiritualidad y el supuesto poder de la mente en la curación médica. Su cuenta en Twitter está llena de perlas como esta:

Menor inteligencia verbal

En esencia, lo que el psicólogo Gordon Pennycook, principal autor del estudio, y sus colegas han encontrado es que las personas propensas a creer en este tipo de discurso tienen algunas carencias en inteligencia y fluidez verbales, así como una marcada tendencia a la ideación conspirativa. También se trata de personas más propensas a dar crédito a técnicas de medicina alternativa.

Twitter es un medio especialmente bueno para la difusión de estos contenidos debido a su limitación de caracteres pero, aparte de analizar los tuits de Chopra, los autores del estudio realizaron una batería de pruebas. En ellas se mostraron a un grupo de voluntarios diferentes frases cuya sintaxis es correcta, pero no son más que series de palabras sin ningún sentido como:

El significado oculto se transforma en incomparable belleza abstracta.

La atención y la intención son la mecánica de la manifestación.

Esta última frase es, de hecho, de la cuenta oficial de Chopra. Al pedirles a los voluntarios de la prueba que analizaran las frases de forma razonada, algunas de ellos mostraron problemas al distinguir la vaguedad de las afirmaciones.

Por qué hay personas más propensas a compartir tonterías pseudo-filosóficas en Internet

Deepak Chopra. Foto: AP

La sola presencia de palabras con un significado abstracto o profundo como oculto, belleza o manifestación son suficientes como para que muchos sujetos perciban las frases como profundas y significativas. De hecho, esta tendencia se mantiene si se cambia el orden de las palabras:

La belleza abstracta se transforma en incomparable significado oculto.

Pennycook explica que la credulidad (o incredulidad) hacia los discursos vacuos es una cuestión de mente abierta, pero respaldada con un criterio racional:

Es una cuestión de tener la mente abierta, pero no tan abierta que se nos caiga el cerebro. En este sentido es necesario destacar la diferencia entre mente abierta acrítica o irreflexiva, y mente abierta pensativa o reflexiva. La primera es más propensa a aceptar cualquier información sin procesarla demasiado. El segundo tipo resulta en una mentalidad que busca información como un medio para facilitar el análisis crítico y la reflexión.

El estudio también analiza la capacidad de los sujetos de creer en sucesos irracionales o sobrenaturales y termina explicando cómo combatir la credulidad. La vacuna contra estas tonterías pseudo-profundas suele pasar por desarrollar nuestra capacidad de análisis verbal y una sana dosis de escepticismo hacia los fenómenos paranormales. [Judgement and Decision Making vía Forbes]

Foto de portada: Sergey Nivens / Shutterstock

NORMAS APA 2016 – LA NUEVA CAMISA DE FUERZA PARA ESTE AÑO.


En: http://normasapa.net/normas-apa-2016/

Normas Apa 2016 – Edicion 6

Para este 2016, las Normas APA se encuentran en su sexta edición. Esta actualización cuenta con diferentes características que serán necesarias para la presentación de tus trabajos prácticos, monografías, tesis y otros. Este estilo es muy utilizado en la actualidad por diferentes instituciones educativas y de investigación, porque aunque parecen algo complicadas durante su aprendizaje, permite plasmar los resultados del trabajo elaborado de forma precisa para su posterior revisión.

La última edición de las Normas APA 2016 tiene como aspectos relevantes:

  • Formato
  • Referencias
  • Bibliografía
  • Citas

Formato – Normas APA 2016 – 6ta Edición

La presentación de un trabajo escrito bajo el estilo de las Normas APA, tiene un formato especial, el cual  se describirá a continuación de forma detalla:

  • Papel: tamaño carta (21.59 cm x 27.94 cm (8 1/2” x 11”)).
  • Márgenes: Cada borde de la hoja debe tener 2.54 cm de margen.
  • Sangría: Al iniciar un párrafo debe aplicarse sangría en la primera línea de 5 cm, con respecto al borde de la hoja.
  • El tipo de letra a utilizar deberá ser Times New Roman 12pt.
  • La alineación del cuerpo del trabajo científico debe estar hacia la izquierda y con un interlineado doble.
  • La numeración deberá iniciar en la primera hoja del trabajo escrito y la ubicación del número debe estar en la parte superior derecha.

Referencias – Normas APA 2016 – 6 Edición

Las referencias en las Normas APA son aquellas anotaciones que se encuentran dentro del cuerpo del artículo científico en donde se específica el autor de la idea, cita o párrafo que se está utilizando. La descripción detallada de esa referencia se encontrará detallada (autor, año, libro – revista- artículo..,edición, editorial…) en el área de bibliografía.

Las referencias se realizan de la siguiente manera:

Por ejemplo, si utilizas la siguiente cita extraída de http://www.archivosdemedicina.com/medicina-de-familia/no-era-suficiente-con-denguey-chikungunya-lleg-tambinzika.pdf

“Debe mencionarse, que a diferencia de otras arbovirosis, existen evidencias de que Zika puede potencialmente transmitirse también sexualmente [13]. Por otra parte, al igual que se ha reportado entre DEN y CHIK [14], podrían reportarse coinfecciones, pero no existen aún publicaciones al respecto en la literatura. Ya en Europa y en Estados Unidos de América se han reportado casos importados [15,16].”

Para colocar la referencia puedes hacerlo de tres formas:

“Debe mencionarse, que a diferencia de otras arbovirosis, existen evidencias de que Zika puede potencialmente transmitirse también sexualmente [13]. Por otra parte, al igual que se ha reportado entre DEN y CHIK [14], podrían reportarse coinfecciones, pero no existen aún publicaciones al respecto en la literatura. Ya en Europa y en Estados Unidos de América se han reportado casos importados [15,16].” (Rodriguez-Morales, 2015)

Como afirma Rodriguez-Morales (2015), a diferencia de otras arbovirosis, existen evidencias de que Zika puede potencialmente transmitirse también sexualmente [13].

Rodriguez-Morales, (2015). Existen evidencias de la gran probabilidad que existe en la transmisión del Zika mediante contacto sexual.

Bibliografía – Normas APA 2016 – 6 Edición

La bibliografía será la sección en donde se recopilarán todas las fuentes que fueron necesarias para la realización del trabajo escrito.

Existen diferentes tipos de referencias bibliográficas de acuerdo al material. Las más utilizadas son:

  • Artículo impreso:

Apellido, A. A., Apellido, B. B. & Apellido, C. C. (Año). Título del artículo. Título de la publicación, volumen(Número), pp-pp.

  • Libro con autor: 

Apellido, A. A. (Año). Título. Ciudad: Editorial.

  • Libro con editor: 

Apellido, A. A. (Ed.). (Año). Título. Ciudad: Editorial.

  • Versión electrónica de libro impreso: 

Apellido, A A (Año). Título. Recuperado de http://www.ejemplo.c om

  • Capítulo de un libro: 

Apellido, A. A. & Apellidos, A. A. (Año). Título del capítulo. En A. A. Apellido (Ed.), Título del libro (p. nn-nn). Ciudad: Editorial.

  • Videos: 

Apellido, A. A. (Productor), & Apellido, A. A. (Director). (Año). Título. [Película cinematográfica]. País de origen: Estudio.

  • Videos en Línea: 

Apellido, A. A. (Año, mes día). Título [Archivo de video]. Recuperado de: www.ejemplo.com

  • Páginas web: 

Apellido, A. A. (Año).Título página web. Recuperado de www.ejemplo.com

  • Simposios y conferencias: 

Apellido, A., & Apellido, A. (Mes, Año). Título de la presentación. En A. Apellido del Presidente del Congreso (Presidencia), Título del simposio. Simposio dirigido por Nombre de la Institución Organizadora, Lugar.

  • Tesis: 

Apellido, A., & Apellido, A. (Año). Título de la tesis (Tesis de pregrado, maestría o doctoral). Nombre de la Institución, Lugar. Recuperado de www.ejemplo.com

Citas – Normas APA – 6 Edición

Para las citas según las Normas APA deberás tener en cuenta:

Tipo de cita Primera cita en el texto (formato básico) Citas adicionales en el texto (formato básico) Primera cita en el texto (formato de paréntesis) Citas adicionales en el texto (formato de paréntesis)
Un trabajo hecho por un autor Giraldo (2015) Giraldo (2015) (Giraldo, 2015) (Giraldo, 2015)
Un trabajo hecho por dos autores Giraldo y Fernández (2004) Ramirez y Fernández (2004) (Giraldo & Fernández, 2004) (Giraldo & Fernández, 2004)
Un trabajo hecho por tres autores Giraldo, Fernández y García (2011) Giraldo et al.(2011) (Giraldo, Fernández & García, 2011) (Giraldo et al., 2011)
Un trabajo hecho por cuatro autores Giraldo, Fernández, García y Romero (2014) Giraldo et al.(2014) (Giraldo, Fernández, García & Romero, 2014) (Giraldo et al., 2014)
Un trabajo hecho por cinco autores Giraldo, Fernández, García, Romero y Rodriguez (2010) Giraldo et al.(2010) (Giraldo, Fernández, García, Romero & Rodriguez, 2010) (Giraldo et al., 2010)
Un trabajo hecho por seis autores Giraldo et al. (2015) Giraldo et al.(2015) (Giraldo et al., 2015) (Giraldo et al., 2015)
Grupo (con abreviaciones) Universidad de Belgrano (2008) UB (2008) (Universidad de Belgrano, 2008) (UB, 2008)
Grupo (sin abreviaciones) Universidad de La Sabana (2014) Universidad de La Sabana (2014) (Universidad de La Sabana, 2014) (Universidad de La Sabana, 2014)

Nadie debe renunciar a pensar por sentirse muy joven o muy viejo. Claro, siempre que el pensar no sea cantinflérico.

     “Nadie por ser joven vacile en filosofar ni por hallarse viejo de filosofar se fatigue. Pues nadie está demasiado adelantado ni retardado para lo que concierne a la salud de su alma. El que dice que aún no le llegó la hora de filosofar o que ya le ha pasado es como quien dice que no se le presenta o que ya no hay tiempo para la felicidad. De modo que deben filosofar tanto el joven como el viejo: el uno para que, envejeciendo, se rejuvenezca en bienes por el recuerdo agradecido de los pasados, el otro para ser a un tiempo joven y maduro por su serenidad ante el futuro. Así pues, hay que meditar lo que produce la felicidad, ya que cuando está presente lo tenemos todo y, cuando falta, todo lo hacemos por poseerla.”

Epicuro: Carta a Meneceo