One-to-one learning, enseñanza uno-a-uno… ¿Qué es el one-to-one? ¿Otra moda más?

Aparentemente desde 1990 se ha venido utilizando la expresión aprendizaje uno-a-uno (abreviado 1:1), pero es en estos últimos años cuando ha tomado cuerpo tanto la expresión como las prácticas asociadas.
Se habla de one-to-one learning, one-to-one teaching, one-to-one contexts o entornos uno-a-uno, one-to-one computing, y hasta one-to-one schools. La expresión parece tener dos sentidos no necesariamente excluyentes (más bien compatibles y hasta complementarios), pero sí muy diferentes.

En un primer sentido la expresión “aprendizaje” o “enseñanza” 1:1 se opone al aprendizaje o enseñanza masiva, colectiva, donde el grupo es el sujeto de acción y donde la interacción es de uno-a-muchos (docente-a-clase o docente-a-grupo). Claro, esta es una descripción específica y observacional, porque debajo de la expresión hay numerosas implicaciones psicológicas, sociológicas, pedagógicas y filosóficas, tales como la autonomía individualizada de los aprendizajes, el progreso a ritmo propio, el dinamismo de los contenidos, etc.

En un segundo sentido, sobre todo bajo la expresión “1:1 computing” (en Argentina, por ejemplo, nació como “el modelo 1.1”; al respecto ver el libro http://entretemas.com/Repositorio/Modelo1a1-Caso Argentina.pdf) se refiere a un recurso computacional por alumno. Cuando se usó el término por la década de 1990 la referencia era una computadora de escritorio por alumno, pero luego se amplió a laptops, netbooks, tablets, smartphones y cualquier equipo que permita la conectividad no presencial, no limitada a un espacio físico. En el “Glosario de Reforma Educativa” (http://edglossary.org/one-to-one/) la expresión 1:1 aparece definida así:

The term one-to-one is applied to programs that provide all students in a school, district, or state with their own laptop, netbook, tablet computer, or other mobile-computing device. One-to-one refers to one computer for every student.

[El término uno-a-uno se aplica a programas que proveen a todos los estudiantes en una escuela, distrito o estado de su propia laptop, netbook, tablet o cualquier otro recurso de computación móbil. Uno-a-uno remite a una computadora por cada estudiante (traducción mía)].

Al final, es posible que la segunda concepción quede incluida dentro de la primera, si se considera que la interacción 1:1 es más viable mediante la conectividad vía internet e intranet.

Pero no he encontrado documentación conceptual en torno a la posibilidad de esa fusión. Posiblemente haya un parentesco con el llamado conectivismo, que erróneamente ha sido considerado por muchos como “la” nueva Teoría del Aprendizaje (ver http://padron.entretemas.com/Conectvismo.pdf).

Finalmente, podría haber un parentesco entre todas esas expresiones y la expresión “Think Academy”, que parece haber sido instaurada por la compañía IBM en el entrenamiento de personal y que luego se extendió a múltiples instituciones educativas.

A continuación copio algunos enlaces para consulta en la Web, que me parecieron interesantes.
http://bigthink.com/videos/create-one-to-one-learning-with-ibms-jon-iwata
http://l1to1.com/es/home-2/
http://www.cambridge.org/us/cambridgeenglish/catalog/teacher-training-development-and-research/learning-one-one
https://en.wikipedia.org/wiki/One_to_one_computing_(education)
https://www.teachingenglish.org.uk/article/teaching-one-one
Thinking Schools Academy Trust · Transforming Life Chances

————–

Mi pregunta personal es: ¿habrá algo realmente nuevo en todas esas expresiones o será otra moda de las de siempre: del tipo de “vino viejo en botella nueva?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *